COLOMBIANITO (2004)

COLOMBIANITO (2004)

banner-colombianito

COLOMBIANITO (2004)

▸ COLOMBIANITO

La cosa en mayo o abril es almorzar pan de mil,

ganarle al otro su alfil, pero sonriendo;

ir de la cumbia al blues, pagar el agua o la luz,

entre una zorra y un bus, sobreviviendo.

Acá la vida es sudor, las niñas huelen a flor

y el alma enciende el motor sin combustible;

y, a decir verdad, siempre hallarás un Simbad

capaz de hacer realidad un imposible.

Somos ir y estar, se lo copiamos al mar:

y aunque esa forma de andar nos tenga fritos

somos bien y mal, modestias y vanidad,

Cien años de soledad y Condorito.

 

Sé que entre el amor y la soledad, lo malo y lo bendito,

te duermes esperando el carnaval, colombianito.

 

¡Ay Sagrado Corazón, qué hacés en Moserrate! (¡espabílate!)

que aquí vida es vida, amor es amor y guerra disparate,

¿es que no ves que a los de rojo y azul

hay que acosarlos a full hasta que pierdan curul, fe y apetito?

No hay que confundir: nadie quiere ser faquir

aunque alcanzara a cumplir los requisitos.

 

Porque entre el amor y la soledad, lo malo y lo bendito,

te duermes esperando el carnaval, colombianito.

 

El ave que ha empeñado su penacho.

La diosa del peaje: pague y siga.

La esquina donde locos y borrachos

descargan el dolor y la vejiga.

 

Me compra con su moda y su boñiga.

Me excita entre magreos y requisas.

Me quiebra de un insulto las espigas

y luego me dispara una sonrisa.

 

Colombia la coqueta que va misa,

la asceta, la cascada en el desierto.

Colombia la Skin Head y la mestiza

que sólo habla de visas y aeropuertos.

Colombia la graduada en ser sumisa.

Colombia, de Colón, vencido y muerto.

▸ YO NO SOY UN AMOR

Puedo esconder mis mapas, andar los barrios,

memorizar los himnos y hablar despacio,

pero siempre seré, pero siempre seré un extraño,

pero siempre seré, siempre seré un extraño.

Puedo besar tus ojos sin despertarte,

puedo patear al mundo y vivir del arte,

pero siempre seré, pero siempre seré un desastre,

siempre seré, siempre seré un desastre.

 

Yo no soy un amor, ya lo sé,

yo no soy un galán, como ves;

yo no evito un dolor, ¿pero quién?,

y no quiero cambiar, así estoy bien.

 

Puedo perder al póker serenamente,

puedo querer un poco a quien me miente,

pero siempre seré, siempre seré un demente;

siempre, siempre mi amor, deliciosa y gratuitamente.

 

Yo no soy un amor, ya lo sé,

yo no soy un galán, como ves,

yo no evito un dolor, ¿pero quién?,

y no quiero cambiar, así estoy bien.

 

Y al final el corazón convaleciente

o te asesina o te defiende:

hoy sos su puta, luego su cliente.

 

Yo no soy un amor, ya lo sé,

yo no soy un galán, como ves,

yo no evito un dolor, ¿pero quién?,

y no quiero cambiar, así estoy bien.

Yo no soy un amor, ya lo sé,

yo no soy un galán, como ves,

yo no evito un dolor, ¿pero quién?,

y no quiero cambiar, That’s O.K.

▸ RUBIA COMO LA MONROE

¡Hey! Vamos a ver que bien nos ha tratado el día.

Vos a punto de arder y yo con mi melancolía.

Volveré a tomar el tren hasta tu saliva

y haremos igual que ayer, pero vos arriba.

 

Bien, puede que no tengamos el dolor resuelto.

OK, te digo yo, qué importa si al final te encuentro

rubia como la Monroe, tibia como el leño,

bella como el art decó, mala como sueño.

 

Para el loco veneno que sos no tengo antídoto,

te veo y, típico, me cuesta hablar.

No me mata el Jack Daniels ni soy de porte atlético

pero hasta el pánico te puedo amar.

 

Te veo aquí con ojos verdes asesinos

y con vientre de jabón.

Por tu lengua que me espía voy a ser James Bond.

 

Rubia como la Monroe, tibia como el leño,

bella como el art decó, mala como sueño.

Para el loco veneno que sos no tengo antídoto,

te veo y, típico, me cuesta hablar.

No me mata el Jack Daniels ni soy de porte atlético

pero hasta el pánico te puedo amar.

 

Y yo que te deshielo, que te insulto, /que te traigo un jacinto desplomado; /yo que te apruebo la melancolía; /yo que te convoco a las sales del cielo, /yo que te zurzo: ¿qué? / ¿Cuándo vas a matarme a salivazos, héroe? / ¿Cuándo vas a molerme otra vez bajo la lluvia? / ¿Cuándo? / ¿Cuándo vas a llamarme pajarito y puta? / ¿Cuándo vas a maldecirme? / ¿Cuándo? / Mira que pasa el tiempo, (…) / y ya no se me aparecen ni los duendes, / y ya no entiendo los paraguas, /y cada vez soy más sincera.(…) / Si te demoras, si se te hace un nudo y no me encuentras, / vas a quedarte ciego; / si no vuelves ahora: infame, imbécil, torpe, idiota, / voy a llamarme nunca. / (…) / Pero no importa, bésame, / otra vez y otra vez para encontrarme. / Ajústate a mi cintura, vuelve; /sé mi animal, muéveme. / (…) / Dormiremos como homicidas que se salvan / atados por una flor incomparable. / Y a la mañana siguiente cuando cante el gallo / seremos la naturaleza / y me pareceré a tus hijos en la cama. / Vuelve, vuelve. / Atraviésame a rayos. / Hazme otra vez una llave turca. / Pondremos el tocadiscos para siempre. / Ven con tu nuca de infiel, con tu pedrada. / Júrame que no estoy muerta. / Te prometo, amor mío, la manzana. (Carilda Oliver Labra – Fragmento de Discurso de Eva )

▸ REMEMBER

Despide al mayordomo, rediseña el salón,

empaca tus modelos de la NASA.

Que todo quede limpio por si un día el amor

decide regresar a casa.

Olvida qué querías, qué soñabas, qué sos,

hasta olvida el carnaval y la utopía,

pero nunca olvides que quien pide olvidar

es un ciego con miopía.

 

Remember…

No tragarte las leyendas,

preguntar cuando no entiendas: ¿What is this?

Remember…

Ante el chantaje de la muerte

prometerte la ficción de ser feliz.

 

Hay monjes, virus, beatos, mojigatos, ¡amen!

de Santa Cruz del Norte a Sarajevo.

Sermones ofreciendo las vacantes de un tren

que sale rumbo al medioevo.

¡Repite!…¡No repito!…¡Que repitas!… ¡Que no!

¡No somos angelitos para el coro!

¡Si hay algo repetible quien decide soy yo,

pero sin jugar al loro!

 

Remember…

Si te exprimen por el zumo

devolveres sólo el humo del hachis.

Remember…

Sin importar de dónde tiren,

insistir en la ficción de ser feliz.

Remember…

Fuera los conferencistas, su fe de turista,

sus test optimistas que puedes llenar

sin lóbulo frontal.

Remember…

Que hay fiesta, que hay funeral, que el cuerpo es la capital,

que no hay más paraíso que la (sorprendente) realidad.

▸ CASA GRANDE

Hay cuentos de amor,

historias en el barro, héroes de acordeón,

hay niños por redimir, hombres por admirar,

muertos por revivir.

 

Si. El tiempo se fue.

Yo vengo para verlo aunque ya no esté.

Porque todo se ve al final:

lo que hemos hecho bien, lo que hemos hecho mal.

 

A esta vieja casa grande con heridas,

a su vida que me habla sin hablar,

vengo por dolor, vengo por la fe, vengo a deshojar,

vengo para creer, vengo por no olvidar.

 

Y vi oro y café,

y el poderoso gozo de volar a pie.

Vi en Rayo y en Dalí

la espada que se fue y la que sigue aquí.

 

A esta vieja casa grande con heridas,

a su vida que me habla sin hablar,

vengo por dolor, vengo por la fe, vengo a deshojar,

vengo para creer, vengo por no olvidar,

vengo para creer, vengo por no olvidar.

▸ BAJO EL WALKMAN

Rubia sale del salón, busca atenta su cowboy,

un bus de El Salvador,  mi dedo marca stop.

Mi sonrisa en sociedad, bajo el walkman soy un man

tan cerca del amor, tan lejos del lugar.

 

Voy flotando en mi disfraz, bajo el walkman no hay ciudad,

solo el grito de la paz,  no tengo miedo.

Tras un pétalo de sal, tras un gato de metal,

masticando el bonus track me paso el tiempo.

 

Cada rubia es un dolor, es un llanto y yo me voy

hundiendo en la canción con lágrimas de funk.

Dios se mueve por cualquier lugar, pero a ratos no más.

No woman, no cry,  bajo el walkman no hay oscuridad.

¡No woman. no cry!

 

Tras un pétalo de sal, tras un gato de metal,

masticando el bonus track me paso el tiempo.

Voy flotando en mi disfraz, bajo el walkman no hay ciudad,

solo el grito de mi paz, por eso,

yo no tengo miedo.

▸ EL TANGO DE MI VIDA

Ya voy, mi barrio viejo,

con mirada disfrazada de canción.

Tus puertas me regresan al amor de ayer:

limpio y  quebrado de espantos.

¡Salud a los Noventa!

De Laureles a la calle que nos vio

partiéndonos el alma: salsa y corazón,

¡ay, si recuerdo ese canto!

 

Ya ves que nada me quitó la fe.

Yo soy el chico que empeñó su piel.

Mi amor, aun quiero estar sonriendo el día que

el tango de mi vida se apague.

 

Aún voy por La 70,

veo mis niñas ensayando en el salón.

Aún viajo de tu mano justo a donde vos,

tan rubia, me atabas el alma.

Ya voy, tengo la luz de frente al corazón,

un poquito mas de vida y menos de dolor.

Viejo barrio, viejo amor,

no me olvidé ni un minuto de vos.

 

Ya ves que nada me quitó la fe.

Yo soy el chico que empeñó su piel.

Mi amor, aun quiero estar sonriendo el día que

el tango de mi vida se apague.

▸ SIEMPRE VUELVO A CASA

Salto a la vida, viajo en avión, me esfumo en la sonrisa de una nena;

viajo a países que no amaré, buscando el alma de las sirenas,

pero siempre vuelvo a casa.

Algo en el mundo salgo a buscar en medio de aguaceros y balas;

cada mañana vuelo y el sol se encarga de secarme las alas,

pero siempre vuelvo a casa.

 

Por un olor a hierba que jamás se fue,

por el futbol, el vino y el café,

por algo que encontré en una mujer

yo vuelvo a casa y siempre volveré.

 

Sé que hay caminos a otro lugar y que cada ciudad es una cita,

Sé que me muero por escapar y que los aeropuertos me excitan,

pero siempre vuelvo a casa, a casa.

 

Por recordar el beso que memoricé

y el autobús al barrio donde amé,

por cada corazón que deshojé

yo vuelvo a casa y siempre volveré.

 

Por recargar la vida con que mataré,

por ir a cine y regresar a pié,

por bello, por difícil, ¡yo que sé!,

regreso a casa, vuelvo y volveré.

 

Por esa fe, mi viejo, que me dio tu fe,

por cada libro tuyo que violé,

por algo que encontré en una mujer,

yo vuelvo a casa y siempre volveré.

 

Salto a la vida, viajo en avión,

me esfumo en la sonrisa de una nena.

▸ UNAS SON DE CAL

A veces soy todo en color

y la mañana es la fiesta con invitación, y allá voy:

limpio del cuerpo, despierto y abierto al amor.

A veces si, a veces no,

hay mil aromas a viernes y hay días sin sol, con dolor,

pero la vida es la herida que me revivió.

 

Unas traen dolor, otras traen miel

y otras vas herido sin saber quién fue.

Una el eslabón, otra la cadena,

unas son de cal y otras de arena.

 

A veces luz, beso en abril,

a veces todo silencio y miedo a seguir, es así,

días sin día y días para sonreír.

 

Se que esta vida es un arma mortal

y que vivir es el juego,

pero si hay dolor, miedo o tempestad,

siempre te salvas con un beso. Y allá voy:

limpio del cuerpo, despierto y abierto al amor.

 

Unas traen dolor, otras traen miel

y otras vas herido sin saber quién fue.

Una el eslabón, otra la cadena,

unas son de cal y otras de arena.

▸ ¿DÓNDE IREMOS AMOR?

Cuando no crea más en lo que canto,

cuando olvide escupir si me atraganto,

cuando ya nadie escriba nada en esperanto,

¿Dónde iremos amor? ¿Dónde iremos amor?

 

Cuando vuelva James Brown por su esqueleto

con anillo, collar y frac completo,

cuando hayamos olvidado los libretos,

¿Dónde iremos amor? ¿Dónde iremos amor?

 

¡Hey! ¡Si la apuesta es la vida, juguemos el corazón!

Que la peor despedida es irnos sin dar amor.

Si no es ahora, ¿cuándo? Si no es ahora, ¿cuándo?

 

Siempre habrá una razón para no hablarnos,

un puñal o un sermón para matarnos,

¿Qué hacer el día que Dios se canse de olvidarnos?

¿Dónde iremos amor? ¿Dónde iremos amor?

 

¡Hey! ¿Cuál misión, cuál espada, cuál héroe, cuál rebelión?

¡Hey! ¡Estrená tu mirada, mirá la televisión!

 

Los niños tienen hambre, los payasos venden cielos,

¿Cuándo duermen los villanos?

¿Cuándo vuelven los abuelos?

La subasta empieza tarde, sale un Cristo moribundo,

un quinqué que ya no arde,

¿Quién da más por este mundo?

tantos años cotizando las canciones que no vendo,

las muchachas van pasando y Serrat va envejeciendo.

 

¡Hey! ¡Si la apuesta es la vida, juguemos el corazón!

Que la peor despedida es irnos sin dar amor.

Si no es ahora, ¿cuándo? Si no es ahora, ¿cuándo?

▸ DIANA

Ella tiene mariposas,

abre el bolso, guarda al hombre, llama a dios;

en las noches baja tanto que de tanto que bajó

volver al barrio es subir a las estrellas.

Por los besos que se siembra

gana besos de las hembras que hay en vos.

Guarda un chelo en la garganta, tiene tanta decisión

en esas cosas que tan sólo saben ellas.

 

Diana, entérate: tienes mariposas,

como lo soñaste alguna vez, como una esposa.

Diana que volvés, yo te creo todo,

sálvame que quiero ser mujer y no hallo el modo.

 

Valsesito callejero,

a las once, a las cuatro o a las seis,

cuando bajes de Manrique, ven a mi que ya lo se,

busquemos algo que sepamos que no existe.

Pasa Diana, sigue Diana,

sé que tienes mariposas porque sí:

una blanca que se pierde y una verde y una gris

y una roja que en las noches te desviste.

 

Diana, entérate: tienes mariposas,

como lo soñaste alguna vez, como una esposa.

Diana que volvés, yo te creo todo,

sálvame que quiero ser mujer…

 

Dime Diana lo que pasa,

yo sabré guardar mi amor lo que me digas bien,

tu sangre marcará los labios y la piel,

en cualquier lado Pérez Prado tocará tu sien.

Diana,  Diana, ¡Lo que yo soñé cuando te vi!

Te llamabas luz, te llamabas fe, ¡pero eras Dalí, Dalí!

Matamos tanto con la voz, usamos la palabra dios,

pero a la hora del amor, adiós.

Diana que volvés, yo te creo todo,

sálvame que quiero ser mujer y no hallo el modo.

▸ NO ESTOY

Cada día llega gente con historias de pecados y pudor,

todos a venderme el cuento de que El Juicio llegó.

Traen risas y bengalas y una guía por si alguna excomunión,

tocan puertas y ventanas, pero yo…

 

No estoy.

 

Vienen a venderme culpas y se olvidan que la culpa es del temor,

que la vida es un milagro y hay que dar amor.

Pobre culpa que me busca, cada día vuelvo al sueño y bebo ron,

pobre culpa que me busca, yo que estaba, ya…

 

No estoy.

 

Cada día es día nuevo, todo lo que quiero es tu canción.

Hay quien teme a sus deseos, y yo te deseo, corazón.

 

Llegan libros que nos traen, con descuentos por su última edición,

las recetas y las claves de la salvación.

Yo que creo en la belleza, no me trago que la vida es un dolor,

yo prefiero la torpeza de buscar la flor.

Para los que me dijeron del pasado, que el pasado fue mejor,

para los que me mintieron en nombre de dios:

 

Sepan que hay un día nuevo, donde me emborracho de canción,

y que para sus deseos, y para la muerte, yo…

 

No estoy…

 

No estoy aquí para sufrir, no estoy aquí para llorar,

no estoy aquí para aburrirte con mi dolor eterno.

¡Hay que brillar el corazón!

¡A emborracharnos! ¡Cómo no!

¡Para llorar ya sobra tiempo!

No, no, no estoy, no, no, no estoy,

¡No estoy para pedir perdón!

¡Sólo tengo ganas de buscar la flor, mi amor!

¡No estoy para sufrir! No, no.

¡No estoy para sufrir por nadie!!

▸ ORACIÓN

Dos mil y más años a bordo del tren

y el mundo en paños menores.

¡Oh dios, gran voyeur, que miras tras bastidores!

dame un motivo, quiero creer que vienen tiempos mejores.

 

Bendice al amante y al cuerpo que fue

la fiesta de su retina,

bendice las putas que son rosas con esquinas,

dales en mi nombre un trozo de fe y un beso como propina.

 

Dame, siete bares por cada oficina,

una voz, dame dios, como la de Sabina:

gastada de tanto vivir.

Dame, si me duele el amor

una rubia por medicina.

 

Dibújame cerca del sexo y la flor

y lejos de los obispos,

cerquita de vos y lejos del catecismo,

déjame siempre caer en tentación

y mátame de optimismo.

 

Ni valle de lágrimas, ni fe por temor,

ni miedo a besar un seno,

que todo es amor, que no existe amor obsceno.

Que el cuerpo me dice que el cuerpo llegó

y que eso, buen dios, es bueno.

 

Dame, el amor, esa flor tan divina,

(no el que toca la piel y después se persigna)

¡El amor, el amor, vos sabés!

Dame, esta vez, cada vez, vos sabés…

 

Dame, siete besos por cada letrina,

una voz, dame dios, como la de Sabina:

gastada de tanto vivir.

Dame, si me duele el amor,

a mi rubia por medicina.