Yo Y YA

Yo Y YA

banner-yo-y-ya

Yo y ya

▸ MENTIRAS

Que el hombre era bueno, que el premio era el cielo,
que hoy somos más sabios que ayer.
Que es triste el invierno, que somos eternos,
que si amas te debe doler, que no estamos solos.
Que curas dolores haciendo canciones,
que al casto le guardan pastel.
Que dios nos observa, que es mala la hierba,
que el bueno era el tonto de Abel. Y lo creímos.

Que somos más que humo y miseria
o que morir es la gran tragedia,
y que sufriendo pagamos a cuotas el reino de dios.

Mentiras, mentiras, crueldad disfrazada de amor.
Mentiras, mentiras, el látigo del domador.

Que no se disfruta la cama con putas,
que Lenon dejó de cantar.
Que a todo adversario lo vence un rosario,
que es sana la virginidad., ¡y hay quien se lo cree!

Que los recuerdos se salvan con fotos,
que la pobreza se cura con votos,
que nuestros padres sabían el secreto y tenían razón.

Mentiras, mentiras, crueldad disfrazada de amor.
Mentiras, mentiras, el látigo del domador.

Que trasnochar no es saludable
ni fornicar recomendable,
que las mujeres prefieren un padre a un amante brutal.

Mentiras, mentiras, la cena, el rebaño, el pastor.
Mentiras, mentiras, la culpa con silenciador.
Mentiras, mentiras, crueldad disfrazada de amor.
Mentiras, mentiras, el látigo del domador.

▸ PENDIENTES

Unos que juegan al intelectual, otros cultivan billetes.
Unos apuestan al gran capital, otros al número siete.
Unos sueñan vivir y sangrar y otros viven de hacer torniquetes.
Unos pagando una muerte precoz, otros viviendo y no saben.
Unos golpeando a la puerta de dios y otros vendiéndoles llaves.
Mientras uno se muere de tos su vecino patenta el jarabe.

Y al final el final es igual,
niños, soldados, cantantes, ateos, creyentes,
presos sin fe, abogados sin ley, delincuentes, igual:
todos tenemos un beso y un duelo pendientes.

Unos los martes a clase de inglés, lunes y jueves a yoga,
y otros queriendo encontrar un ciprés donde colgar una soga.
Vida loca, ¿porqué no podés ser mas puta y menos pedagoga?

Si al final, el final es igual,
gringo, sudaca, iraní, titular o suplente,
yupis y rastas, gimnastas del sexo, impotentes, igual,
niños, soldados, cantantes, ateos, creyentes,
presos sin fe, abogados sin ley, delincuentes, igual:
todos tenemos un beso y un duelo pendientes.

▸ Y RESPIRAR

Ni vos te tenés que ir al sur ni yo dejar de servirte el desayuno.
Lo que quiero decir es que aunque muera por vos, antes del dos estaba el uno.
Que somos un par de impares ajustando sus radares.
La vida se deja pintar si cada cual suma su trazo.
Hay que entender que de idolatrarse a intoxicarse hay sólo un paso,
hay que sacarse de la boca las promesas que sofocan.

Y respirar y respirar, tienen jardines los palacios,
vos respirar, yo respirar: dejar espacio.

Champán es champán, ron es ron, juntos son un arpón que me indigesta.
Sumar, a sumar yo me sumo, pero que dos se hagan uno es una resta.
Soy digamos tu portero, pero cierro cuando quiero.

Nada de arder juntos para fundirnos,
cada cual en su revista hace de protagonista
porque el sol brilla lejos del mar,
porque el fuego pide viento y las llamas tienen que…

Respirar y respirar, como en el agua los batracios,
vos respirar, yo respirar: dejar espacio.
Y respirar y respirar, tienen jardines los palacios,
vos respirar, yo respirar: dejar espacio.

▸ UNA Y OTRA VEZ

¡Pucha, que la vida es este Gran Casino Cabaret
donde sólo quien no apueste va a perder!
Con la sangre en estampida siempre fuimos de los que
se lanzaron a la vida sin plan B.
Todo lo que nos prohíban, sepan que
vamos a volverlo a hacer.

Vamos a escupir los ruedos, a poner a raya al juez,
a decapitar los credos de una vez.
A vivir con la premisa “menos misa, más harem”,
vamos a romper la visa del edén.
Cada vez que lo prohíban sepan que
vamos a volverlo a hacer.

Desde un balcón, desde un volcán
se mira al mundo mejor.
Yo no lo puedo evitar y cada vez que digo si
pienso en los hijos del no.

Duermo en cama de alfileres sin enseres y en motel,
¡bienvenida si me quieres corromper!
Vamos a estudiar amiga los manuales del placer
¡y a la mierda quien nos diga qué hay que hacer!
que si insisten en prohibirlo, yo y usted…
Vamos a estudiar el vino, el tabaco, la mujer
y la oferta que nos hizo Lucifer.
Vamos a dormir sin ropa, vamos a asaltar el bar,
vamos a dejar la sopa sin probar.
Vamos a burlar la escuela -¡nada de portarnos bien!-
y a escandalizar abuelas en el tren.
Vamos a aplastar la infamia del amor con arancel,
y a la estricta poligamia serle fiel.
Si prohíben, que prohíban, yo y usted
vamos a volverlo a hacer.

▸ OTRA VEZ

Otra vez a perder una guerra civil
y a creer que es normal este invierno en abril,
otra vez a empacar la maleta y seguir,
otra vez a ejercer de faquir.
Otra vez respirar y contar hasta diez
y el reguero de sal y el cansancio en los pies;
y volver a insistir, es decir, otra vez
otro salto mortal sin arnés.

Otro sol, otro mes
sin sudar la camisa del 10,
sin hablar mandarín o francés,
un experto en triunfar al revés:
yo fiscal, yo defensa, yo juez
otra vez, otra vez, otra vez.

Otro ron tetra-pack, otro pan Burger King,
otro Rally a Dakar sin saber conducir,
y el letrero en la puerta que da al porvenir:
“No hay vacantes, favor no insistir”.

Y aunque sepas que está por llegar ese tren
no sabés la estación ni el andén.
¡Bienvenidos al campo del día después!:
sembrás mil, cosechás nueve o diez.

Y otro sol, otro mes
sin sudar la camisa del 10,
sin hablar mandarín o francés,
un experto en triunfar al revés:
ser fiscal, ser defensa, ser juez
otra vez, otra vez, otra vez.

▸ NO TE LO PASO

(Un amistoso ajuste de cuentas con dios)

Digamos que olvido tus mañas de pastor celoso,
tu baja autoestima, tu libro de esgrima, tu tono turbio y rencoroso.
Digamos que entiendo tu pánico a lo diferente:
yo sé que tu hobby por siglos ha sido uniformar la gente.
Digamos que ignoro tu gusto por las marionetas,
tu amor por los loros, tu alergia a Los Moros, tu histeria frente a las braguetas.

Pero tu show que esfuma a la mujer,
lo del placer prohibido de un plumazo,
lo del voyeur juzgando cada paso
no te lo paso, no, no te lo paso.
Lo de exigir pan y pedazo no te lo paso.

Digamos que puedo –si quiero- pasar por alto tu arrogancia,
tus modos, tus socios, en fin, tu negocio de la obediencia y la ignorancia.
Digamos que excluyo tus veinte siglos de promesas,
tu grito, tan tuyo, -¡perdona capullo!-, tu falta de delicadeza.

Y al menos yo que vengo de Babel
ese papel de Abel con marcapaso
que escribe paz con P de puñetazo
no te lo paso, no te lo paso.

Tu mal favor caro y escaso no te lo paso.
Tantito, tanto abandono no te perdono.
Tu salvación Made in USA no tiene excusa.
De ser falaz, como el bolero no te exonero.
¡Culpar a Onán, un man tan adorable! ¡Qué imperdonable!
Poner al cielo en el himen: ¡eso es un crimen!
Tu vestidito de mago no me lo trago.
Lo de imponer la culpa a cañonazos,
lo de Garzón callado a los balazos,
lo de multiplicar vino  y no faso yo no te lo paso.

▸ POR CABALLITO

El lunes no lo puedo hacer,
el martes hago clic y vuelvo  al ajedrez,
el tercer día llega y otra vez la vida sin propinas.
Corriendo tras El 26,
se escapa por Yerbal: mi jueves no anda bien.
Los chinos abren sólo hasta las diez: no hay viernes ni cerveza.

Hierve el país, alzan la voz,
por Caballito no andamos mejor:
¡ya es sábado y nada de amor!
Nada de amor.

Recuerdo el beso que no fue,
la piel de Nohra Johns, el bar en Santa Fe
y  esa canción que nunca escribiré, que dice: “no te extraño”.
¡Qué mierda la conformidad!
Yo quiero un iPod cool, una onda tipo astral,
del que desaparece la ciudad y tiene adentro a Charly.

Cumbia y fusil, hierba y alcohol,
por Caballito la cosa es peor:
¡ya es sábado y nada de nada!

Ni birras heladas, ni cine en el Hoyts,
ni cita en Skype, ni chori en el Alsina,
ni porro en la esquina de Puan y Falcón.
Hierve el país, alzan la voz,
por Caballito no andamos mejor:
¡ya es sábado y nada de amor!
Nada de amor.

El tabaco un día de lluvia, / el tinto con cerezas, / buenos aires de noche, / los bares casa, / los bares templo, /  los bares hotel alojamiento, / los tanguitos en almagro, / la pizza con amigos / y quiero vale cuatro. / las canciones que son parte, / que me parten, / ese gallego tan porteño, / tantos poetas, / tantas guitarras, / pero sobre todo tus ojos / son algunas cosas / por las que vale la pena / que el mundo siga / dando vueltas.  (Mariana Kruk – Hasta la última uva).

▸ CRIMINAL DOLL

Honey, dime que te excita,
I just wanna be your Beatle,
sólo busco, you know,
escribirte un blues que queme.
Fucking real life! ¡Creeme!
Sólo quiero tu amor
and to try , vos sabés, maybe, quizá,
to kiss you, muñequita criminal.

Criminal doll, criminal doll,
criminal, criminal doll.
I’m sorry, es que soy tan poco Stallone,
you are a criminal, criminal doll.

Tengo el corazón exangüe, you know, I am not bilingüe,
sólo speak español.
Y nothing tiene para darte este typical songwriter
only alguna canción,
but It’s cooll!: piensa en Bob,
think in  J.M. Serrat,
and enjoy me, muñequita criminal.

Criminal doll, criminal doll,
criminal, criminal doll.
I´m sorry bombón, I´m not Ethan Hawke,
you are a criminal, criminal doll.

Here I am soñando encontrar
la canción que te haga to cry.
Blowing in the wind sonará
si decís bye bye.

▸ A VECES

La dicha estávolando a ras del suelo
tentándonos, lanzándonos señuelos,
y aún así perdemos las perdices,
a veces no queremos ser felices.

Sabemos bien dónde está hundido el oro
pero si hay que nadar tras el tesoro
somos los más cobardes aprendices,
a veces no queremos ser felices.

No digo que todo esté bien
ni que no exista el dolor,
pero el que busca un empate sale perdedor.
Algo le falta al discurso
que vende el recurso de nunca arriesgar,
¿no ven que la vida es un curso para un funeral?

La terquedad del mar enamorado
se ve mejor desde el acantilado
pero, ya ves, nos pesan las raíces,
a veces no queremos ser felices.

No es el dolor del salto equivocado,
es el rubor por nunca haber saltado
lo que al final nos deja cicatrices,
a veces no queremos ser felices.

▸ SÚPER HÉROES

Súper héroes que son super héroes y más,
súper héroes si capa ni altar,
súper héroes que mueren, que saben llorar,
súper gente tan súper real.

Personas que eligen la banca atrás, que incluyen al otro en sus planes,
los ecologistas que nunca jamás salieron en Animal Planet.
Poeta en Miami, feminista en Irán, floristas en pueblos chechenos,
ateos en Texas o en Islamabad sufriendo el rencor de “Los Buenos”.
Tanto ejemplo para seguir.

Los hackers de Sherwood que eligen robar a bancos y a malos patrones,
los hombres que besan sin miedo a Papá, papás que regalan condones.
Travestis que miran de frente al dolor detrás de sus ojos barrocos,
mujeres que gritan “¡mi dueña soy yo: me quiero, me mando, me toco!”
Tanta gente para imitar.

Súper héroes que son super héroes y más,
súper héroes si capa ni altar,
súper héroes que mueren, que saben llorar,
súper gente tan súper real.

Doctores que buscan calmar el dolor y no derrotar a la muerte,
pacientesque aceptan que el cuento acabó y piden que no los despierten.
Los Dawkins, los Yunus y los Baudelaire, los Maicoles Moore, los Vallejos,
y aquellos que alzando la luz del placer rehúsan morirse de viejos.
Tanta chispa de humanidad.

Súper héroes que son super héroes y más,
súper héroes si capa ni altar,
súper héroes que mueren, que saben llorar,
súper gente tan súper real.

▸ UNA SILLA EN EL BAR

Sea para bien o para mal
termina el show y el funeral,
¡mira qué suerte: yo quiero quererte sin punto final!
Tendrán su fin ron y mezcal
y procesión y bacanal;
es una suerte, yo quiero quererte sin punto final.
Y no es que me trague esa mierda de la eternidad,
es solo que siempre te guardo una silla en el bar.

Llámalo afán para sufrir,
llámalo El Club del Mal Vivir
y está bien dicho: me apunto al capricho de amarte y sufrir.
Para apostar el comodín,
Para arriesgar reina y alfil,
pa’ las que sea me pica la idea de amarte y morir.
Y no estoy diciendo que nunca se va a terminar,
es sólo que siempre te guardo una silla en el bar.
Y no es que me trague esa mierda de la eternidad,
es solo que siempre te guardo una silla en el bar.